Categorías
Trabajo Final

La información que queremos

Por Fernanda Moreno

Información: ¿qué? ¿cuándo? ¿por qué? ¿para qué? y ¿cómo?… ¿CÓMO ESPERAMOS RECIBIRLA?

Parece ser que cada vez más, la información es una de las armas más poderosas con las que se puede contar pero, entre esa ausencia de cierta información o el constante bombardeo de la misma, es normal que se sienta confusión y que resulte complejo determinar la forma en que esperamos enterarnos de situaciones de trascendencia general.

En lo que a nuestro país respecta, hay un bombardeo continuo de información referente al narcotráfico y la “guerra” que desde el comienzo de la presidencia de Felipe Calderón se emprendió. Es posible que la sociedad esté entrando a un periodo de hartazgo, pero también está incrementando su nivel de demanda de información, de todo esto se derivó un cuestionamiento importante para mí: ¿Cómo esperamos que sea la información que recibimos todos los días?

Categorías
Voces del CONEICC

Comunicación de la PGR desde dentro

por María Fernanda Moreno

Octavio Campos, director adjunto de información de la Procuraduría General de la República (PGR), fue el vocero de éste órgano del Gobierno Federal de nuestro país; en una conferencia titulada “Funciones de comunicación social de la PGR” dentro del marco temático Miedos y Violencias del XV Encuentro Nacional CONEICC,  que se llevó a cabo en la Universidad Iberoamericana.

Categorías
Análisis comparativo de noticia 22 sep 10

UNAM: 100 años haciendo historia

La máxima casa de estudios cumplió 100 años y esto motivó una generación importante de notas y opiniones en torno al tema. Habiendo tendencias distintas entre los medios de comunicación escritos, sería bueno analizar los posibles contrastes y afinidades que existen entre estos con relación a la Universidad Nacional Autónoma de México en la celebración de su centenario.

Imagen obtenida de: Solución Política

Categorías
Entrevista Imaginaria

Luces, cámara… Tarantino

Cine y acción, emoción y un peculiar estilo en comicidad, es parte de la experiencia que se obtiene a través de las películas de un genio de la sátira en cine, del realismo y la ciencia ficción, un director que rompe esquemas: Quentin Tarantino.

Imagen obtenida de: Carlos Prieto

Categorías
Entrevista Fabiola Guarneros

El periodismo de cara a la violencia

Entender el periodismo y todo lo que con él converge no es nada sencillo, sobretodo si tomamos en cuenta la época de extrema violencia que estamos viviendo. El trabajo del periodista está tomando, como nunca antes, un riesgo importante que bien vale la pena analizar.

Para comprender la labor del periodista mexicano en nuestros días, los alumnos del departamento de comunicación de la Universidad Iberoamericana, liderados por la profesora Regina Santiago, nos dimos a la tarea de analizar el día a día del periodista, a través de las vivencias de Fabiola Guarneros, subdirectora editorial del periódico Excélsior.

Categorías
Análisis Foro TV y debates Twitter ejercicio 25 agosto

Información: ¿arma de doble filo?

Por Fernanda Moreno

Nos encontramos en tiempos complejos, la inseguridad se ha convertido en un problema determinante en el día a día de todos los mexicanos, y en lo que a los medios de comunicación concierne, son tiempos peligrosos que exigen un cuidado y tratamiento especial de la información; ahora, nos enteramos a diario de acontecimientos que afectan directamente la vida periodística. Así sucedió el pasado 22 de agosto, cuando Fabiola Guarneros, subdirectora editorial del periódico Excélsior, declaró a través de Twitter: “Esta es la parte que duele en mi oficio. Ver las imágenes que llegan de los colgados y decapitados en Morelos, son excesivamente crueles”

 

Imagen obtenida de: Fabiola Guarneros blogspot

Aquel domingo llegaron hasta las oficinas de Excélsior las fotografías de los mutilados y colgados de Morelos, Fabiola tenía en sus manos la decisión de si esas fotografías debían ser publicadas o no y bajo qué criterios, y además una enorme responsabilidad que por si fuera poco fue cuestionada por los twitteros. ¿Cuál era el motivo que orillaba a Fabiola Guarneros a tomar la decisión de no publicar las fotografías? A estos cuestionamientos, ella respondió argumentando que con la información era suficiente y las fotografías no aportaban nada positivo. Sin imaginarlo, con un solo tweet Fabiola estaba creando un debate que desató opiniones encontradas, entre los que decían que era necesario dar a conocer toda la información y mantener a la población consciente de la situación en la que viven, y los que aplaudían su decisión de cuidar la calidad de la noticia y mantener un sano manejo de dicha información.

Categorías
Análsisi comparativo noticia 18 ago 10

Atando cabos

Todos los días nos enteramos de algo que tiene que ver con la “guerra contra el narcotráfico”, sobretodo porque hemos hecho que la información viaje rápidamente y a través de muy diversos medios, así ocurrió con la cacería de capos de la droga que comenzó con la muerte de Arturo Giles Becerril en los alrededores de Perisur, al sur de la ciudad; todo lo relacionado a la muerte de Giles no eran más que especulaciones, los periódicos tardaron varios minutos en confirmar que se trataba realmente de un accidente durante la persecución a un hombre relacionado con un gran cártel. Este incidente tuvo un especial seguimiento del periódico El Universal, más aun debido al eco que obtuvo la nota en Twitter.

Imagen obtenida de: Publímetro

Categorías
Acontecimiento mediático que cambió la vida

09/11: Indignación y miedo

Terror, miedo y desconfianza, ¿qué tan familiares nos resultan estas palabras después de haber vivido en 2001?

De forma inevitable, 2001 fue un año que cambió el curso del mundo en muchos aspectos, fue un año de desagradables sorpresas; en mí caso el 2001 representa la transición de una vida fuera de preocupaciones, a un sentimiento permanente de inseguridad e incertidumbre.

Recuerdo el 11 de septiembre como un día nublado en el Distrito Federal, yo tenía sólo 11 años y mi mayor preocupación aquel día era mi primera práctica en el equipo de natación de la escuela, así había sido hasta que aproximadamente a las 10:30 de la mañana, una profesora entró al salón con una expresión de angustia que nunca había visto en ella, nos pidió que encendiéramos la televisión porque acababa de ocurrir algo terrible, la maestra Lupita encendió la televisión y sin tener que cambiar el canal ya estábamos viendo movilizaciones, una cantidad exorbitante de humo, patrullas, ambulancias, gente; muchas cosas a la vez que a primera vista ni mis compañeros de clase ni yo pudimos comprender. Miramos el canal 2 pero extrañamente estaban transmitiendo noticias estadounidenses, los locutores de Televisa se dedicaban a traducir lo que los reporteros  que se encontraban en el lugar iban narrando, mientras traducían lo que estaba sucediendo sus voces se escuchaban entrecortadas, entonces empezó a ser muy obvia la gravedad de la situación. Recuerdo bien a mi maestra diciéndonos “esto es extraño y muy grave, niños, aún no se sabe bien qué fue lo que sucedió, pero si realmente fue un atentado terrorista, las cosas no mejorarán mucho”; esa frase quedó grabada en mi memoria y la reviví muchas veces después con las cosas que siguieron sucediendo.

Toda esa tarde fue confusa y me mantuve en alerta, llegué a pensar en lo que podría pasar en México, estando tan cerca y tan relacionados con Estados Unidos; a partir de ese día todo fue distinto. Aun me cuesta trabajo entender que se cometan actos como aquel del 11 de septiembre de 2001.

El atentado que cambió el curso del mundo sucedió desde las 08:46 hasta las 10:28 de la mañana, tiempo de Nueva York: cuatro aviones, dos de American Airlines y dos de United Ailines fueron secuestrados por células yihadistas presuntamente pertenecientes al grupo extremista Al Queda, dos de los cuatro aviones chocaron directamente contra ambas torres gemelas del World Trade Center de la ciudad de Nueva York, otra en la esquina del edificio del Pentágono en Washington DC y el último que no alcanzó ningún objetivo debido a que los tripulantes lograron frustrar el ataque directo contra otra edificación, sin embargo, se estrellaron en un campo abierto en Shanksville, Pensilvania; los cuatro ataques en conjunto resultaron en una cifra total de 3,017 muertos, incluídos 24 desaparecidos y los 19 terroristas.

Imagen obtenida de: TV Camaguey

Por desgracia, mi maestra Lupita, tenía razón y las cosas no mejoraron, los atentados terroristas del 11 de septiembre trajeron consigo una confrontación religiosa, cultural, económica, política y militar entre Estados Unidos y medio oriente; tropas en Afganistán, en Irak, todo justificado siempre por tratarse de una lucha contra el terrorismo, y de acuerdo a esto, me parece obvio que a terror se responde con terror, tristemente.

Soy mexicana, aún así, sentí la desgracia de un país entero con el que además, ha existido una confrontación cultural durante décadas; cualquier sentimiento de aversión hacia Estados Unidos, fue poca cosa para México cuando vimos pasar tal tragedia, el mundo enteró se solidarizó con los estadounidenses y sintió indignación con los actos terroristas que hicieron un cambio total en todo el globo.

Categorías
Experiencia del bicentenario (México) Mi experiencia del bicentenario (México)

Crónica Bicentenaria

Eran las 6 p.m. y como pocas veces yo me disponía a dormir anticipadamente para luego estar “fresca” para el festejo de la noche, siendo 15 de septiembre lo menos que podía esperar era desvelarme cantando canciones mexicanas, sí, caer en los clichés de la celebración de independencia siempre tiene un encanto especial. Esparaba poder ir al Zócalo a presenciar el desfile, los conciertos y el grito porque como nunca todo resultaba especialmente prometedor, sin embargo, el 14 de septiembre decidí de último minuto que lo mejor era asistir a la cena mexicana que mis padres estaban organizando; finalmente, todo indicaba que el centro sería un caos y ser parte de las 50 mil personas afortunadas de estar en el Zócalo era cuestión de estar ahí desde muy temprano, requisito que naturalmente yo no podría cubrir.

Imagen obtenida de: El Economista

Así pues, a las 7:30 salí de mi casa ya resignada a pasar un buen rato atorada en el tráfico, que para mi sorpresa fue casi inexistente, llegué a casa de mis padres y esperé paciente a que llegara el resto de la familia para comenzar a disfrutar de un buen pozole acompañado de tostadas. Y bien, muy buena cena con el televisor encendido para seguir minuto a minuto el desfile y estar lista para gritar ¡Viva México! al unísono de todos los que teníamos el corazón acelerado de emoción.

Y aunque siempre me he sentido feliz de ser mexicana no pude evitar exhaltar el sentimiento en tal ocasión, y sí, estoy muy consciente de la problemática que el país vive, pero creo que si algo nos identifica como mexicanos es justamente el ánimo, ya hemos visto varias veces que aun con las tempestades hacemos todo lo posible por aligerar la carga, menos mal ¿no?

Terminó el 15 de Septiembre, dormí unas horas y desperté temprano para ir a ver el desfile, desde un edificio en Paseo de la Reforma, fui testigo de una excelente producción que como pocas veces me dejó un muy buen sabor de boca.

El hecho es que festejé de la mejor manera y sentí asombro y emoción con todo lo que pude ver, y más cuando la celebración se presentó como una importante oportunidad de recordar porqué me gusta tanto mi país, porque tengo la ilusión de verlo cada vez mejor y que por supuesto, como el mexicano no hay dos.