Información: ¿arma de doble filo?


Por Fernanda Moreno

Nos encontramos en tiempos complejos, la inseguridad se ha convertido en un problema determinante en el día a día de todos los mexicanos, y en lo que a los medios de comunicación concierne, son tiempos peligrosos que exigen un cuidado y tratamiento especial de la información; ahora, nos enteramos a diario de acontecimientos que afectan directamente la vida periodística. Así sucedió el pasado 22 de agosto, cuando Fabiola Guarneros, subdirectora editorial del periódico Excélsior, declaró a través de Twitter: “Esta es la parte que duele en mi oficio. Ver las imágenes que llegan de los colgados y decapitados en Morelos, son excesivamente crueles”

 

Imagen obtenida de: Fabiola Guarneros blogspot

Aquel domingo llegaron hasta las oficinas de Excélsior las fotografías de los mutilados y colgados de Morelos, Fabiola tenía en sus manos la decisión de si esas fotografías debían ser publicadas o no y bajo qué criterios, y además una enorme responsabilidad que por si fuera poco fue cuestionada por los twitteros. ¿Cuál era el motivo que orillaba a Fabiola Guarneros a tomar la decisión de no publicar las fotografías? A estos cuestionamientos, ella respondió argumentando que con la información era suficiente y las fotografías no aportaban nada positivo. Sin imaginarlo, con un solo tweet Fabiola estaba creando un debate que desató opiniones encontradas, entre los que decían que era necesario dar a conocer toda la información y mantener a la población consciente de la situación en la que viven, y los que aplaudían su decisión de cuidar la calidad de la noticia y mantener un sano manejo de dicha información.

Este debate en Twitter fue retomado en el blog del Observatorio de Medios de la Universidad Iberoamericana, donde se le dio un seguimiento aun más enriquecedor al tema pues, en esta ocasión fueron los creadores del Observatorio de Medios y alumnos de la UIA quienes dieron cabida a un análisis más profundo, tanto así que el debate se llevó también al programa Agenda Pública de ForoTV con la participación de Gabriela Warkentin, José Carreño y Fabiola Guarneros, en este espacio se expuso al público la no contribución al terrorismo psicológico por parte de Excélsior como uno de sus ideales. El caso sigue abierto y el análisis prevalece.

Imagen obtenida de: El Semanario

¿Cuándo hubiéramos imaginado que la información podría ser un arma de doble filo? Dicen por ahí que la información es poder, y es cierto, pero cuando otorga un poder utilizado de forma malintencionada puede tornarse peligrosa y dañina, de ahí que el cuestionamiento actual sea ¿Hasta que punto debemos informar? Sí, estamos presenciando el debate periodístico más importante de la historia, los agentes participantes de este dilema saben que la ética y el prestigio de los medios de comunicación para los que colaboran están en juego, no es un tema nada sencillo.

Lo rescatable de todo este tema es la participación social que poco a poco se va observando, en este caso, Twitter fue el medio idóneo para externar opiniones, y parece ser que es cada vez más frecuente el uso de las redes sociales para estos fines, lo importante es que la sociedad se involucre en los temas que le competen, no es sólo un tema que involucra a la comunidad periodística, también debemos tener en cuenta qué información vamos a recibir y cómo puede afectarnos.

Imagen obtenida de: ESET Latinoamericana

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Juan Pastor on octubre 24, 2013 at 12:21 pm

    Hay una pregunta que me suelo hacer cuando enciendo la televisión y veo algunos de los bodrios que ponen (muchos de los cuales hacen que me parta de risa).

    El programa que no tiene éxito ni audiencia, que es tan malo, morboso,amoral, y pervertido, ¿lo tienen porque no se emite ninguna otra cosa o porque a la gente es lo que le gusta? Sinceramente es porque no tienen nada mejor que ofrecer

    Responder

  2. Posted by Juan Pastor on octubre 24, 2013 at 12:22 pm

    No cualquiera puede hacer televisión basura. Lo fundamental es ser antes que nada una persona muy desagradable, casi lasciva y con la cual ni siquiera una prostituta se querría acostar. Mírales las caras y te vas a dar cuenta. Pasa en el mundo entero. Están entre una comadreja desviada sexualmente y un pobre ejecutivo que falló en todas partes, un ejemplo de lo dicho Toni Rovira

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: