Barbie: un mundo rosa y lleno de felicidad


Recuerdo que cuando era niña no me gustaban las muñecas grandes, me daban miedo, la mejor compañía era Barbie. Tenía cuantos accesorios me pudiera imaginar, casas, coches y hasta caballos para Barbie. Mis amigas venían a mi casa para yo compartir con ellas aquella magia en la que un mundo rosa y lleno de felicidad era realidad.

Aunque yo siempre he acostumbrado disfrutar de la compañía de mis amigas, existen veces que hay que arriesgar algunas amistades por la amistad de otra más valiosa. Ese fue el caso con mi Barbie, quien comenzó a disfrutar realmente de su vida a los 36 años, pues después de 36 años de haber nacido por fin conoció lo que era vivir. Nos apoyamos mucho y lo mejor de todo es que los años que compartimos juntas fueron de los más felices.

Tenía cinco años cuando llegó Barbie a mi cuarto y mejor sorpresa no pude recibir. Las muñecas de cerámica con ojos de cristal me daban miedo, las de trapo no me eran atractivas y las polly pockets eran demasiado chiquitas. Yo anhelaba ser grande y poderme arreglar sola, ser coqueta y siempre hermosa. Barbie era así, una mujer eternamente joven y hermosa, amante de la moda, podía cambiarse de ropa cuantas veces quisiera, tenía una glamorosa casa, coche mascotas y un novio guapísimo: Ken. Ken era elegante, fuerte, de piel dorada y ambos estaban profundamente enamorados. Estaba tan emocionada con mi nueva mejor amiga que adquirí relojes, joyas, ropa, juegos de computadora y música que llevaba su nombre.  Barbie y yo éramos las más felices, y con justa razón, ella era la única que llamaba mi atención; no era sólo una chica sexy, era también inteligente y podía ser veterinaria, maestra de arte, modelo, estilista, pediatra, le gustaba surfear y tenía experiencia por lo menos en 100 carreras. Además siempre tenía el interés por conocer más allá, ha observado diferentes culturas como la japonesa, la Irlandesa y la Española.

Fue un viernes por la tarde, cuando vino Melisa vino a mi casa y trajo con ella una muñeca casi idéntica a Barbie, su pelo y piel era sólo un poco más obscuro, su ropa era totalmente diferente pero no tardamos en darnos cuenta que su nombre también era Barbie. Ahí comenzó la decepción de Barbie, al darse cuenta que no era la única, la más bella y la mejor. Sin embrago esa ira que le nació por dentro al ver a la Barbie morena, se transformó en alegría al ver la felicidad de Melisa cuando jugaba con ella. Barbie descubrió que no solo yo merecía ser feliz, cada niña podía tener la oportunidad de tener a una Barbie que le diera una infancia feliz.

Por unos días se sintió impotencia y que carecía esa seguridad que irradiaba brillo de su figura. Este sentimiento se acercaba un poco a uno que por única vez había sentido, su rompimiento con Ken; fue muy difícil para ambos, pues tras 43 años de estar juntos (1961-2004) romper y poder establecer una relación amistosa no fue fácil. Barbie recapacitó un poco y  encontró una motivación más fuerte que le hizo sonreír aún más: dar felicidad.

Dar felicidad era algo que la diferenciaba de todo otro tipo de muñeca. Barbie sabía  que no era una muñeca normal y nunca deseó serlo, sabía que no solo era un juguete de compañía, era una muñeca que inspiraba tener sueños y deseos en la vida, era una motivación para hacer creer que sí es posible en realidad tener metas y alcanzarlas.

  Mi experiencia con Barbie me permite decir que ella es la muñeca perfecta para acompañar a toda niña en su infancia. Varias personas lo aseguran igual, como por ejemplo lo vemos en el blog de Sandylu “Mi punto de vista” Al igual nos comparten en su entrevista Sandra y Stephanie Segura, coleccionistas de Barbies

 Barbie sabía que no sólo poseía una belleza física, envidiables casas, un coche, una mascota, vestidores repletos de los mejores diseños de moda y un guapísimo novio, sabía que la felicidad que le daba a las niñas también

 la podían tener las adolescentes y adultas. Existían colecciones de productos dedicadas a ella   con el fin de transmitir ese sentimiento positivo de poseer algo que poseían desde su infancia lo cual era motivo de una gran felicidad y que podría seguir siendo.

A Barbie nunca le inconformó ninguna parte de su cuerpo, se sentía totalmente bella, su color de piel siempre le gustó. Sólo tuvo una inconformidad alguna vez: su pelo, a pesar de ser largo, hermoso y con un brillo inigualable, en 1992 se enteró de otra Barbie, llamada Totally Hair que atraía en otro nivel la atención de las niñas gracias a su larga melena que le llegaba a los tobillos.  Esto no fue motivo para malos sentimientos, Totally Hair era una Barbie más.

Barbie y yo siempre estuvimos infinitamente agradecidas con sus creadores: Ruth Handler y Elliot Handlerpor habernos hecho muy felices. Ella recuerda pertenecer a una familia de juguetes llamada Mattel, de la cual sus creadores fueron unos de sus fundadores. Las primeras imágenes de su vida eran anaqueles llenos de cajas rosas con muñecas adentro, no duraban ni una semana en el anaquel. También recuerda haber nacido  en Willow, Wisconsin en E.U., uno de sus más gratos recuerdos es la adquisición de su primer coche: un Austin-Healey convertible, tuvo otros también convertibles, entre ellos un beatle. Barbie, además de tener a su novio Ken tiene 4 hermanas: Skipper, Satacy, Tutti y Krissy que tiene 3 años. Tiene una bebe, se llama Kelly.

Barbie no solo ha logrado dar felicidad a millones de niñas, también ha sido un ícono cultural que ha favorecido enormemente a la industria, principalmente a Mattel.


Hoy Barbie tiene 51 años, los cumplió el 9 de marzo y espero que esté disfrutando de su eterna juventud haciendo feliz a alguna niña como me hizo a mí.

Anuncios

8 responses to this post.

  1. Posted by Mayte Lara on septiembre 13, 2010 at 12:12 pm

    Personalmente creo que el tema de Barbie es muy atractivo y me gusta mucho como es que la autora expone su relación con la entrevistada, lo que más me gustó fue que se plasma en el texto la idea de que cada niña cree que su muñeca es la única que existe y la desilución que trae el darse cuenta de que Barbie es un producto que cualquier persona puede poseer. La composición del texto y las imágenes es muy buena, pues, los elementos visuales llaman la atención del público e invitan a leer el texto, además de que éste tiene un lenguaje sencillo y es fácil de digerir.

    Responder

  2. A mi me gusto muchísimo esta nota pues utilizo un lenguaje muy sencillo e imágenes que captan la atención por lo menos la mía la capto. Por otro lado a todas las niñas Barbie nos encantaba era nuestra muñeca preferida y nuestro mundo era perfecto a lado de ella, y claro ella era perfecta como dice la nota no le incomoda nada de su cuerpo se sentía bella y es cierto creíamos que solo nosotras teníamos a nuestra amiga Barbie y no no nos dábamos cuenta que nuestras amigas también tenían a Barbie pero aun así siempre decíamos que la nuestra era la mejor. Es una muñeca que creció con nosotros y que siempre formara parte de mi vida.

    Responder

  3. Posted by patricia on noviembre 21, 2010 at 7:54 pm

    hola no estiendo por que estoy a qui jejejej me fasina

    Responder

  4. […] Barbie: un mundo rosa y lleno de felicidad septiembre, 2010 3 comentários 4 […]

    Responder

  5. FTYHUJNJIURUEWUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

    Responder

  6. aaaaaaaaaaaaaa

    Responder

  7. que los creadores de mundo barbie crearan una fabulosa muñeca es lo + increible de todo el universo

    Responder

  8. JJjAJAJAJA ESTE ES EL BLOG O QUE ES ESTA PAGINA XD !

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: