Sembrando el poder del conocimiento en México…


Por Fernanda Munguìa

Un tema interesante que pueda abrazar, hacerlo mío teniendo una completa investigación como apoyo, una investigación documental para ser exactos. El dilema es tener en tus manos un tema interesante, con un sinfín de puntos a desarrollar, sin quedarme ahí, en la teoría. ¿Qué mas puedo aportar que lo que ya se sabe?  Aportarles algo a mis lectores, una enseñanza reflexiva, un conocimiento, una semilla de curiosidad y me doy por bien servida. Claro. Excelente objetivo. Ahora  el tema: La Kabbalah

No pretendo hacer de esto, como dije antes, un  escrito teórico sobre Kabbalah, más bien, resaltar lo que aprendí al realizar esta investigación. Pocos saben que Kabbalah, palabra de origen hebreo, significa recibir. Ese hilito rojo va más allá de una simple diferenciación de creencias místicas o religiosas. Esta es una fuente milagrosa de poder, una tecnología profunda que puede curar y transformar totalmente la vida del ser humano y cambiar el mundo para bien. Sin afán de reducir tan compleja sabiduría a unas cuantas palabras, podríamos decir que es el estudio sobre cómo recibir plenitud en nuestras vidas, una plenitud a largo plazo.

Tuve la oportunidad de entrevistar al Maestro chileno Ariel  Grunwald en el centro kabalista de Polanco, con la intención de conocer más sobre esta sabiduría. Se llevó a cabo el viernes 28 de octubre del presente año a la una de la tarde. La entrevista se realizó al aire libre, en el jardín, ya que ahí lo sugirió el maestro por comodidad.  La plática se extendió por un par de horas, más de lo pensado. La plática fluía de tal manera, que no nos percatamos del tiempo transcurrido, y me convenció. Hablaba con tal pasión del tema que capturó mi interés y me sembró la intención de tomar una clase, descubrir si a mí también me logra cambiar la vida.

Para Ariel, es una forma de ver la vida, una luz. Para el padre Jordi Rivero “es un sistema de doctrinas teosóficas iniciado por los judíos en Europa para interpretar el Antiguo Testamento de forma mística y alegórica, un método esotérico de interpretación que pretende revelar a los iniciados doctrinas ocultas acerca de Dios y del mundo.”  La base estructural de este estudio consiste en el análisis del árbol de la vida.

La Kabbala no es sinónimo de fe judía, aunque su relación por origen es así, al mismo tiempo no se le puede considerar aislada del judaísmo, por el contrario, es su religión, su alma. Exacerba la tradición judía de lectura referente a las Sagradas Escrituras, le da otro sentido al agregarle un valor contextual mucho más amplio: le añade un valor místico y vital en la configuración del universo. Esto es ya que la lectura, para el misticismo judeocabalista, es trascendental porque implica el ordenamiento y el destino del cosmos y cómo es que éste  rige la vida cotidiana del hombre, su relación “día con día” con lo divino. Es por ello que detrás de cada palabra en la Escritura, entiéndase las Sagradas Escrituras, existe un universo imaginario que responde por el vínculo de la palabra con el devenir de las cosas. Ésta tecnología del alma revela leyes espirituales y físicas que gobiernan todo el universo como el alma humana. Como dice el Maestro Ariel, responde preguntas, proporciona soluciones, aclara enigmas y descifra códigos.

Ésta fuente de sabiduría y de herramientas universales propicia la transformación y realización de las personas sin importar raza, religión, fe y sexo, simplemente quien la necesite la puede aplicar. Es el caso de Ruth Sokoly Beatriz Garza, quien tiene 54 años y se dedica a la filantropía , ambas practicantes kabalistas con quienes pude platicar en la residencia de Beatriz.

Para las practicantes, es una guía completa para la vida, un conjunto de herramientas espirituales para manejar los desafíos, las dificultades  y los éxitos. También es un camino hacia la trascendencia. Ofrece herramientas prácticas con las que llevar a cabo un cambio auténtico en la vida humana. Algo que me pareció sumamente curioso es que Ruth, de religión judía y Beatriz. católica, practiquen el kabalismo en su vida siendo de religiones diferentes. Sin embargo, Ruth comenta que la sociedad judía no lo aprueba debido a que era una sabiduría muy resguardada que se revelaba solamente a hombres de familia, mayores de 40 años.  Gracias al Rav (maestro) Berg, en 1968 esto cambio. Él y su esposa decidieron compartir esta sabiduría con el mundo sin ninguna restricción. Estos conocimientos se han ido transmitiendo de boca en boca, de maestro a estudiante. En 1922 se fundó el primer centro de Kaballah con el Rav Yehuda Ashlag, que además completó la primera traducción del Zohar, del antiguo arameo al hebreo, momento crucial  ya que a partir de ese momento la Kabbala se volvió mucho mas accesible. Pero en la sociedad judía no lo aceptan, según Ruth, probablemente guiados por el celo a sus conocimientos destapados, sus máximos secretos para el éxito revelados, en teoría.

Las kabalistas entrevistadas mencionan que si se aprende y  se pone en práctica lo que se ha ido estudiando, corregimos nuestra naturaleza. Sólo entonces se puede considerar que se está estudiando la Torá.  Pero si se estudia sólo para adquirir conocimientos, eso es todo lo que estaremos logrando.  Por lo tanto, un maestro verdadero, como es Ariel, no exige habilidad de parte de sus estudiantes, y al notar en ellos dudas, debilidades y falta de comprensión son las señales de que el curso empieza para ellos, la cercanía con el Creador. Sin embargo, en la Kaballah, no se debe incrementar el conocimiento, más bien se debe incrementar la sensación de que no se sabe nada.

En el mundo hay 50 centros de Kaballah con más de 5000 estudiantes cada semana. Esta sabiduría hoy en día se imparte en alrededor de 32 idiomas diferentes. Existen locaciones físicas y en línea, además de descargas online, libros, videos, dvd´s etc. El primer centro de Kaballah lo fundo el Rav Ashlag en 1922 en Jerusalén, y cuando la Kaballah se abrió para todos se vieron en la necesidad de abrir centros en otros lugares del mundo. Normalmente los cursos tienen un costo, pero también existen becas para los que no tengan acceso a pagarlos. Actualmente en México no se sabe el número exacto de practicantes de ésta filosofía. Cada vez hay más pero es más popular dentro del Distrito Federal que en cualquier otro Estado de la República. Aunque Ariel mencionó  estados en la República como Veracruz, Quintana Roo, Estado de México Monterrey, entre otros, donde se enseña y practica la Kabbalah, aunque únicamente en la capital hay Centros de Kaballah; uno en Polanco y otro en Tecamachalco. A decir verdad, me parecía muy curioso el hecho de que ambas sedes estén en lugares de alta plusvalía, y pude pensar que era una especie de truco mercadológico para llegar a un target en particular, y me equivoqué. Ariel me aclaró la duda explicándome el motivo real, las sedes son  donaciones de practicantes en forma de agradecimiento a esta sabiduría, contrario a lo que puede aparentar.

Entiendo que la Kabbalah busca que las personas tengan resultados positivos en la vida, perceptibles y tangibles. Esta filosofía ayuda a entender el universo y otorga herramientas para conectar al humano con la luz del creador y recibir esa plenitud que está buscando para deshacerse del caos y reemplazarlo con tres virtudes que para la sabiduría son fundamentales: amor, armonía, y plenitud.

Fuentes

  • Berg, Yehuda. El Libro de Hilo Rojo; El poder de la protección. Kabbalah Publishing (2005) p. 100.
  • Moshe Idel. CABALA. Ed. Siruela. 2005.
  • Cohen. Esther. La palabra inconclusa, ensayos sobre Cabala. Ed. UNAM 2005.
  • Zèn Ben Shimon. Astrología y Kabbalah, destino y libre albeldrio. Halevi. Ed. Centro Cultural y de desarrollo humano. 2007.
  • Berg, Rav. La educación de un Kabalista. Kabbalah Publishing. USA (2009) p. 224
  • Berg, Yehuda. The Power of Kabballah: Thirteen Principles to Overcome Challenges and Achieve Fulfillment. Kabbalah Publishing (2010) p. 272.
  • www.kabbalah.com
  • www.corazones.org

Agradecimientos al Maestro Ariel Grunwald, a Ruth Sokol y a Beatriz Garza por su tiempo brindado para las entrevistas. Grcias por el aprendizaje.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Beatriz Garza on marzo 20, 2011 at 11:30 pm

    Hola soy Beatriz Garza está muy padre su artículo, felicidades, solo que mis datos y los de Ruth Sokol son incorrectos, me pusieron 3 años de mas tengo 54, y no soy agente de bienes raíces me dedico a la filantropía, les agradecería que los actualizaran pues si alguien ve esto va a pensar que estoy mintiendo acerca de mi edad y no es asi, gracias.

    Responder

    • Posted by Regina Santiago on abril 17, 2011 at 8:16 pm

      Hola Beatriz. Disculpas por la imprecisión y por la tardanza en corregir el post. Tuvimos algunos problemas con la administración del sitio. Saludos de Regina Santiago, profesora.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: