Prostitución: El reto de reflejar la realidad.


Por Alejandra Meléndez

Esta es la historia de tres alumnos de comunicación que realizaron un documental sobre la prostitución. Erik, Víctor y Alejandra decidieron conformar el equipo para el semestre en el que cursaban producción televisiva I sin ninguna idea de lo que iban a vivir cuando les asignaron el primer proyecto, un documental. ¿Qué tema elegir? A veces nos quejamos de que no nos dejan decidir sobre lo que debemos de hacer y cuando llega el momento de elegir un tema con libertad, nos topamos con tantas opciones que la decisión se vuelve un camino difícil de comenzar.

“Recuerdo que nos asignaron el trabajo un miércoles y decidimos reunirnos el viernes en la biblioteca.” Erik Herrera, director del proyecto cuenta el método utilizado para llegar a un acuerdo sobre el tema “Empezamos a hacer una lluvia de ideas de los temas, los principales eran drogas y prostitución, nos fijamos que el aborto y prostitución se relacionaban entonces decidimos que la prostitución iba a ser nuestro tema principal.” Víctor, el editor del documental me responde cuando le pregunto el porque del tema, “Creo que es un tema interesante y ante la sociedad es como prohibido ¿no?”. Saliendo de la biblioteca, los tres iban caminando cuando en la explanada de la universidad cuando vieron al profesor que les asigno el documental.

Erik sonríe cuando le pido que recuerde ese viernes en el que optaron por hacer el trabajo acerca de prostitución y me sigue contando, “Ese día, más tarde nos topamos a nuestro profesor y le comentamos lo que queríamos hacer, el dijo: Ok. Muchos han querido hacer eso pero nadie ha logrado nada, entonces espero que tengan suerte.” El documental oficialmente se había convertido en un reto para los tres, sin haberlo previsto llegaron a la conclusión que debían calcular que tan viable era hacer el documental de prostitución, y la única forma de saberlo era ir a donde se ofrece el oficio de sexo servicio. Víctor me explica durante su entrevista, “Ya teníamos el tema, así que fuimos a buscar ala persona que podríamos entrevistar a lugares como Sullivan, La Merced y Tlalpan.”

Aunque para esto era todavía de día, los tres tenían la voluntad de experimentar la búsqueda de una entrevista. Quedaban algunas horas para empezar la búsqueda de alguna fuente que quisiera dar el testimonio de su trabajo como sexo servidora. “Esperamos un tiempo para que hubiera chicas, porque eran como las 6 de la tarde y después fuimos a buscarlas por toda la ciudad empezando por Sullivan, Tlalpan, la merced y cosas así, pero la decisión de salir ese día fue fundamentalmente por Alejandra.” Ella sentía una profunda curiosidad por el tema, es una estudiante de intercambio que tenia una idea confusa acerca de qué hacer con su carrera profesional. En realidad nunca quiso tomar la clase de producción I durante su intercambio en México, pero por razones entre universidades tuvo que cursarla y no se imaginó lo que iba a aprender.La noche llegó y junto con ella las actividades que se dan por el viernes a esas horas. Mientras muchos salían del trabajo, otros se preparaban para salir de fiesta y algunos descansaban entre otras muchas cosas que se pueden hacer en el distrito federal, las sexo servidoras de la ciudad estaban listas para salir a la calle. Los tres compañeros iban en el coche de Víctor sin idea de lo que podían encontrar. Se acercaron a varias mujeres antes de encontrar a Xochil, la persona que mas adelante sería la protagonista del proyecto

Mientras pasaban manejando por las calles de Tlalpan y reducían la velocidad, las mujeres se acercaban. Después de coquetear ante el coche y lanzar algunas miradas con intención de seducir se dirigían hacia el auto y al escuchar la pregunta. ¿Te podemos entrevistar? Prácticamente volteaban la mirada. Con el tiempo Erik, Víctor y Alejandra supieron que la mayoría de mujeres que trabajan en la prostitución están vigiladas casi todo el tiempo por los llamados “padrotes” o “madrotas”. Estas personas prácticamente tienen el control de sus movimientos y supervisan que no vayan a poner en riesgo sus vidas. No tanto por el hecho de que signifique mucho para ellos la vida de las mujeres en si, sino porque si les pasa algo, se quedan sin esa fuente de ingresos que generan cada una de ellas como sexo servidoras. El ingreso que se genera cuando se administra el servicio sexual con fines comerciales es altísimo, sobre todo porque es un ingreso con poca inversión a comparación de las grandes ganancias que se tienen. Mas adelante el equipo también descubrió que las mujeres tienen que darle a sus “encargados” una cantidad significativa del 100% que ganan, dependiendo el acuerdo que tengan.

Volvemos al momento en el que empezaban a buscar su entrevista. Víctor era el mas nervioso de los tres, aunque el equipo entero sentía la adrenalina del momento. Todos se iban turnando para platicar con la mujeres, queriendo huir del papel de reportero que busca una entrevista controversial. Erik fue quien hablo con Xochil la primera vez. “Cuando me toco la labor de contactar a la chica que conocimos en Tlalpan y casi metro nativitas, afuera de una agencia de coches, fue muy raro. Según Ale era una chica, pero era un transexual, entonces era aun mas raro y cuando le pregunté que si quería ayudarnos me dijo en tono de broma que solo buscaba sexo y nada mas. Fue raro porque, pues no buscábamos eso.  Me dio su teléfono pero fue hasta que Ale se asomo, que creyó que nosotros la queríamos grabar y entrevistarla.”

Para Víctor la experiencia fue parecida, platica conmigo recordando, “Cuando conocimos a Xochil, yo estaba muy nervioso, no sabia que decir, a parte sentí que se podía ofender, como que querer hacer un documental de su trabajo era raro. Igual yo tengo mas prejuicios que ella, porque al final ella nos dijo si claro.” El equipo había conseguido algunos números de sexo servidoras pero Xochil fue la mujer mas amable y con disposición de querer ayudar en el proyecto. Desde el principio se porto amigable y quedaron de marcarle para ponerse de acuerdo. En realidad fue un encuentro rápido, nadie se bajo del coche y prácticamente solo intercambiaron teléfonos, Ale había sacado su celular y tenia el numero de Xochil para marcarle en la semana.

El fin de semana terminó y el lunes en la  Universidad el recuerdo del encuentro con Xochil era lejano, vago y extraño. El martes el equipo se reunió afuera del salón y decidieron que Alejandra sería la productora ya que se le había facilitado la aproximación con las fuentes. Por otro lado y dejando afuera los estereotipos, el hecho de ser mujer tuvo peso en esa decisión porque es una realidad que existe una forma de comunicación diferente cuando se habla de hombre a mujer, que de mujer a mujer. En este caso en específico cambiaba mucho las cosas porque si un hombre le hablaba a Xochil, podría caber la duda de un interés amoroso o físico. (La segunda vez que el equipo tuvo un encuentro con Xochil, Erik experimento un momento incomodo del que hablare mas adelante).

La hora de arrancar con la producción habia llegado, tenían una cita con Xochil para entrevistarla acerca de su vida y su trabajo. Erik cuenta “Habíamos quedado con ella de verla a las 4 en un motel que se llama Villas Quetzal y casualmente llegamos tarde. Entonces la vimos y fue raro porque no sabíamos si era ella, porque parecía otra persona. La noche le favorecía cuando la conocimos.” Como el equipo no tenia experiencia en hacer documentales, y menos de este tipo, había planeado grabarla estando en el motel. Víctor por su parte también me contó del día de la grabación, “Pasamos por ella y ella nos dijo que si teníamos lugar para grabar. teníamos desconfianza, no sabíamos a donde llevarla, habíamos pensado en el motel aunque Erik nos comento que en su casa también podría ser, por los prejuicios se me hacia peligroso llevarla a cualquiera de nuestras casas”.  Ahí estaban los tres y no sabían que hacer, el motel iba a salir en 3,000 pesos y era todo un reto grabar ahí dentro, que dejaran entrar a tantas personas junto con todo el equipo. “¿Qué tal si estaba en peligro nuestra integridad?” me comenta Erik, al final de cuentas se dirigieron a casa de Xochil.

Estando en el coche, como se acostumbra, empezaron a hacerse conversación. Casual, siempre cuidando no decir nada de más. “Empezamos a convivir con ella pero no sabíamos que decir o que no decir porque podíamos afectar su profesión o herir sus sentimientos al no conocerla y nos contó cosas de su vida que yo siento que no eran reales, como para encajar con nosotros.” Erik me platica lo anterior porque esta convencido de que cuando el equipo tuvo el primer encuentro con Xochil, ella se esforzaba por generar temas afines al equipo. Les contó que había sido cliente de un integrante de un grupo famoso y que tenia un amigo muy importante el Televisa. Víctor casi no hablaba y como iba manejando prefería concentrarse en el volante, pero también me confiesa “Me sentía incomodo porque no sabia que decirle, como aproximarme sin que se sintiera ofendida. Yo talvez soy mas prejuicioso que mis compañeros, para mi el hecho de que fuera sexo servidora era mas complicado para hacer una platica, no quería que se tomara las cosas a mal.” Alejandra iba platicando con Xochil en la parte de atrás y realmente hacia platica de cualquier cosa. Entre que iba digiriendo la nueva locación para grabar (casa de Xochi) y lo extraño de la situación para el equipo, los nervios empezaban a sentirse y la entrevista ni siquiera empezaba.

Llegaron, era un barrio peligroso, lo bueno es que era día. Alejandra, Erik, Víctor y Xochil, ahora parte importante del proyecto, se estacionaron cerca de donde vive Xochil y empezaron a caminar con el equipo. Era una zona “peligrosa” llamada así por Xochil, apresuraron el paso y llegaron al departamento, un lugar prácticamente sin muebles o accesorios, una pequeña cocina y el cuarto de Xochil que nunca llegaron a conocer pero que se supo a por ella misma que estaba hecho un relajo. Acerca de ese momento Erik me platica “Fue raro porque nunca había convivido con alguien así, que nos invitara a su casa era como que podía pasar algo, como abusar de nosotros, a veces había indirectas hacia nosotros como insinuándonos, empezó a agarrar confianza”.

Xochil se portaba amable con Víctor Erik y Ale, mientras ellos armaban las luces, cámara, tripié, monitor y un pequeño set para con una silla en medio listo para que Xochil hablara. Alejandra le contó a Xochil lo que buscaba el equipo, querían que habla acerca de su ocupación como sexo servidora, acerca de quien era ella y que así Irian fluyendo las preguntas. Xochil se relajo y señalando una maleta que llevaba en la mano dijo que pensó que iban a hacer un video porno. Iba preparada con vestuarios y hasta “juguetitos” como ella los llamó. Esto creo un momento de silencio que llevo a los tres a reflexionar sobre la tensión en la interacción con una sexo servidora. Víctor cuenta, “Cuando escuché lo del video porno, me daba miedo estar ahí, desconfianza. Yo creo que segundamente lo había hecho antes y como estábamos nerviosos el día que fuimos a verla pudo haber pensado que éramos productores de ese tipo de grabaciones.”

Ahora Erik, mientras manejaba las luces se había quedado callado, Víctor estaba en la cámara y Ale viendo el monitor. Xochil estaba lista y entre Ale y Víctor empezaron la conversación.  Siendo extraños, tenían que preguntarle cosas personales. La cámara ya tenia encendido el botón rojo de record y las primeras preguntas fueron de introducción. Frías. Alejandra y Víctor preguntaban aspectos triviales de su vida personal y todo parecía tenso, Xochil pensaba las respuestas que iba a dar.Conforme pasaron los minutos todos se habían relajado un poco y Erik empezó a preguntar, me cuenta ”Yo creo que me anime y le pregunte porque como todos, no sabemos bien como funciona ese tipo de servicios entonces yo pregunte que si se pagaba por hora, por servicio o por “trabajo”. Que incluía y cuanto costaba el servicio. Porque muchos dicen es por hora, pero uno no tiene idea clara, simulamos que si , igual el ultimo momento, cuando le empezamos a ver como mas relajados todos, empezamos a bombardearla de preguntas y creo que respondió mas natural que al principio. Eran preguntas mas intentas y personas, relacionadas a su profesión y a como vivir así, como vivir siendo una sexo servidora, porque al principio era como muy indirecta.”

Las horas pasaron volando y era hora de recoger el equipo, desarmar el “set” y dejar que Xochil se preparara para probablemente salir a las calles de Tlalpan a hacer lo que nosotros la conocimos haciendo, ofrecer su cuerpo a extraños a cambio de dinero. Ale, Erik y Víctor salieron de la casa de Xochil con mil ideas en la cabeza, todo lo que Xochil les había contado resultaba muy intenso. Desde ese momento algo había cambiado en los tres. Víctor me platicaba en la entrevista, “Lo que cambió en mí es la manera en las que las veo, antes jamás podría hablarle a una, ahora ya. Nosotros convivimos con ella detrás de las cámaras, y es una persona normal como todo mundo. En las noches se dedica al sexo servicio pero independientemente de eso, cuando nosotros convivimos con ella no parece ser alguien tan diferente a nosotros.”Acerca del mismo tema, Erik me comentó “Me dio mucha curiosidad como termino la entrevista, siento que dio el lema de si haz lo que quieras mientras te guste, se justificaba. Sabia que ese oficio no era  lo mejor, según ella no le importaba ser una prostituta,  pero si le importaba la sociedad. Nos decía, si quiero puedo ser la mejor sexo servidora de Tlalpan pero también tiene estudios y hizo nada.” Erik, analítico de la situación, al momento que yo lo entrevistaba acerca del documental ya tenia ideas claras sobre las respuestas de Xochil, me dijo “Se justificaba para presumir y recordar que también es como cualquiera, no lo digo que no lo sea. Yo lo veo como un servicio, pagas por eso. Sufren como todos, y tienen riesgos como todos pero es un trabajo mas pero creo que saben a lo que se meten. Al final si cambio un poco mi percepción cuando  le hablaba su padrote a cada rato y le preguntaba ¿en donde estas? ¿Que pasa?Mientras iban en el coche, entre ellos también platicaban lo que les pasaba por la mente, llegaron a la conclusión de que muchos no tienen idea de cómo viven realmente estas mujeres. Pero que al mismo tiempo el tema de la prositución debía de ser documentado tomando en cuenta los casos específicos, ya que podían hacer muchas variantes dentro de la forma de vivir siendo una sexo servidora. debían de hacer las escenas finales para editar el documental y decidieron reflejar el lado natural de Xochil que habían conocido mientras no grababan. Estaban conscientes de que la vida de Xochil también tenia un lado oscuro, como Erik me platicó, “Su padrote la hostigaba, la podía mandar a matar o mil cosas que uno no piensa. Al principio nos contó que era independiente en ese trabajo pero no era así yo pensé esta padre que ganas 1500 pesos en una noche, es lo que alguien en una tienda de autoservicio al mes pero tiene un costo”. Vieron un lado de Xochil que no era en ningún sentido color rosa, pero decidieron darle el giro humano a la historia y se contactaría con Xochil para grabarla un domingo haciendo lo que cualquiera puede hacer comúnmente en un parque.

Llego el día en el que el equipo planeaba grabar en el parque y como en toda producción, los integrantes conviven a la hora de la comida o entre tomas. Fue difícil para ellos trazar una línea entre profesionalismo y amistad, de cierta forma se empezaron a involucrar. Como productora Alejandra tenia que tener el mayor contacto con Xochil, marcarle, explicarle más de proyecto así que se fue dando una relación. El tema era tan delicado que Alejandra no pudo evitar sentirse sensibilizada por su vida. Xochil era una persona agradable y en algunos momentos entre el equipo, se hablaba de que debían de darle “propina” o entregarle un detalle. La convivencia se convirtió en una mezcla de sentimientos que al final fue un reto manejar.

“Parecía que éramos amigos. Jugábamos a que éramos amigos sin quererlo. Éramos amables, ella también con nosotros pero era por lo mismo de que ella necesitaba el dinero y nosotros información. Yo creo que nos involucramos porque teníamos sentimiento de culpa con ella, por usarla como fuente. Decíamos ¿nos va a ayudar no? ya no hay que pagarle pero al mismo tiempo lo dudábamos, ya no sabíamos diferenciar entre el nos va a ayudar o le tenemos que pagar porque nos estábamos volviendo como “amigos” pero finalmente esta haciendo un servicio.” Erik me cuenta lo que percibió cuando el equipo se empezó a llevar a y comunicar cada vez mas con la fuente. Alejandra tuvo la sensación de que llegaron a ser hipócritas con Xochil, porque toda la socialización y el parecer amigos no tenia ningún fin real mas que el usarla como una fuente. Para ella, definidamente fue una enseñanza como periodista. Cuando te aproximas a una fuente debes de estar consiente que tienes que meterte a tu papel como periodista intentando no involucrarte.

Lo mas curioso que paso el equipo se llevo a cabo cuando se reunieron para hacer la escena del parque. Le platicaron la idea  Xochil y la cuestión fue que Xochil no iba a parques, mas que en la noche para beber y drogarse con amigos. Ale, Víctor y Erik no sabían esto y era un escenario que no estaban dispuestos a documentar ese día, fue otra sorpresa mas para la experiencia del documental y optaron por armar una escena de día en el parque que incluyera a Xochil conviviendo como cualquier otra persona mientras llevaba una paleta de limón.

El objetivo era mostrar naturalidad, aunque en realidad fue un escenario planeado de cierta forma. Víctor me cuenta mientras platicamos de ese día, “Yo no hubiera sacado esa versión en el documental porque la intención que teníamos es demostrar que era persona normal, no es que el hecho de salir por una paleta al parque la haga normal o no  pero el punto que queríamos mostrar no era el lado oscuro. Si nos hubiéramos querido meter en ese lado de la historia a lo mejor hubiéramos buscado entrevistar a padrote. La línea era: si es una sexo servidora pero también es una persona común.”

Continua diciéndome, “Lo armamos, si fue forzado la parte del parque pero al final ella también propuso acciones dentro de ese ambiente que inicialmente nosotros propusimos. Cuando le sugerimos ir al parque, ella tuvo la inciativa de subirse al juego mecánico, eso salio de ella y se ve que si fue real su diversión. La guiamos hacia donde ir pero ella decidió que hacer mientras la grabábamos, con quien platicar, hacia donde caminar, irse a sentar con un amigo.” Al final de cuentas fue una mezcla de lo que puede ser la realidad y la realidad manipulada o guiada. Erik comenta “Lo que queríamos mostrar es que no solamente es u cuerpo sino también una persona como todos que alguna vez va al parque o divertirse un rato. Comer una paleta peor al final nos dimos cuenta que no era así. Grabarla consumiendo drogas hubiera  reforzado las ideas de que las prostitutas solo son una drogadictas y de mas. Ese no era nuestro objetivo sino enfocarnos al lado humano, al principio lo llegamos a encontrar pero al final prevalece el lado oscuro.  Nos fuimos enterando de este lado oscuro cuando terminamos de grabar durante otras platicas, si nos hubiéramos enterado antes a lo mejor hubiera tomado otro camino. Mientras editamos tratamos de tomar la parte mas humana de ella, y eso nos gusto”. Los tres compañeros de equipo aprendieron como en ocasiones hay que adaptarse a lo que se enfrentan como comunicólogos dando lo mejor de si mismos.

Ese mismo día Xochil le dijo a Alejandra que sentía una atracción por Erik. Mas tarde, cuando habían dejado a Xochil en un lugar cercano y se habían despedido, Erik le contó sus compañeros lo que había sucedido antes con Xochil. A mi me lo volvió a contar mientras lo entrevistaba, “La ultima vez que nos vimos  me toco bajarme del coche para esperar a Xochil y ella me pregunto que si yo había organizado el encuentro para salir con ella y yo le dije que no. Llame a mi compañeros para llegaran más rápido. Después me preguntó ¿y que tipo de niñas te gustan? ¿Tendrías un encuentro como una chica como nosotras? Yo solo sonreí y me voltee porque no sabia que responder. Ella me dijo que si no llegaban mis compañeros podíamos ir a divertirnos a otra parte mientras señalaba el motel de enfrente y yo solo me reía y esperaba a que llegaran ellos.” La tensión entre la fuente y el equipo no solo fue relacionada con la ética y el aprendizaje acerca de cómo abordar a tu fuente sino también existió una insinuación por parte de la fuente hacia Erik. Él también me explica que cuando le contó la historia a sus compañeros, ellos se sorprendieron. A Víctor le causaba gracia imaginarse a Xochil insinuándosele a Erik. Alejandra también se rió del momento que paso su compañero.Hoy, aparte de haber tenido la experiencia de realizar un documental, también tienen otra percepción de las sexo servidoras. Erik me explica “Ahora me queda claro que en algunos casos ellas decidieron estar ahí en otros, lo que decía Xochil es que fue engañada, conoció a un tipo que la estafo. Puedes llegar a meterte y es una oferta en donde te dan “”todo” sino tienes casi nada pero no es fácil salirte. Si lo perdiste todo y alguien te da la mano pues esta padre pero después ya no te puedes salir.” Víctor me contó que ahora esta mucho mas consciente del rechazo generalizado que hay por parte de la sociedad hacia las sexo servidoras y también de los grandes prejuicios que tenemos acerca de esas mujeres, aunque aun tras haber hecho el documental, me dice “Si regreso y la tengo que volver a entrevistar, aun no sabría como aproximarme”. Erik explica que la prostitución es una situación tan compleja que no es posible explicar con un documental, “en este caso escogimos la vida de alguien a partir de esa ocupación, porque la prostitución es algo tan grande en México y en el mundo que no sabríamos si estábamos diciendo realmente que es la prostitución.”

Estos testimonios nos demuestran la cantidad de verdades que existen dentro de la sociedad. Un medio puede reflejar una realidad, otro medio puede llegar a reflejar la otra realidad de un mismo tema. La aproximación y el tipo de fuentes tiene mucho que ver. Esa fue la historia de tres compañeros que nunca imaginaron aprender tanto de un ejercicio de la clase de producción en la universidad y que hoy en día siguen recordando esos momentos durante el la grabación del documental, que al final de cuentas hicieron que la pasaran muy bien.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by Edgar Melendez on diciembre 6, 2010 at 7:17 pm

    Los felicito, difícil tema, tomaron el reto y se enfrentaron a la realidad que exige esa profesión. Me pareció que la fuente fue fidedigna y que tuvieron suerte de encontrar a alguien que quisiera abrirse. Lo de que ella pienso que lo que buscaban hacer era una película pornográfica fue bien impresionante y de la forma en que se fue dando la relación hasta el extremo del filtreo, le da realismo al trabajo. De nuevo los felicito jóvenes, ya que por lo visto, valió la pena el trabajo y lo mejor es el aprendizaje.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: