La “influenza” de los medios de comunicación en la sociedad mexicana


Por Juan Pablo Ganem

Cuando nos referimos al tema del establecimiento de la agenda por parte de los medios de comunicación podemos hablar de una manipulación o de una concientización de la realidad. Depende del manejo qué cada medio específico le da a un suceso y del grado de colaboración otorgado por los especialistas de las diferentes áreas de interés social, cultural, político y económico. También es importante la existencia de una tarea de reflexión y crítica por parte de la audiencia.

Dr. José Ganem Musi

Para analizar estas propuestas traemos un tema que nos afectó a todos los mexicanos residentes en la República: la epidemia de la influenza AH1N1  que se presentó el año pasado dentro del territorio nacional. Contamos con el aporte práctico del Dr. José Ganem Musi, especialista en Otorrinolaringología y médico del Hospital ABC Santa Fe.

El tratamiento específico que los medios de comunicación le otorgan a ciertos hechos o sucesos de la realidad social puede influir en la toma de decisiones de los diferentes actores de una comunidad.  La agenda de los medios puede afectar a las diferentes esferas de la sociedad, desde la autoridad hasta llegar a los ciudadanos.

En los medios de comunicación se presentan diversos discursos acotados donde podemos percibir tendencias diferenciadas entre unas y otras. Es a partir de la discursiva mediática que la población se forma una opinión de las problemáticas que le competen por ser parte constitutiva de un grupo de individuos determinado.

Está claro que los medios pueden influir en la toma de decisiones de las personas, pero: ¿lo hacen de manera positiva o negativa? y ¿por qué influyen en unos y en otros no tanto?

Para contextualizar presentamos un ejemplo: la epidemia de la influenza en nuestro país y el manejo mediático de las autoridades y de los propios medios de comunicación. Para el Dr. José Ganem, el manejo que las autoridades hicieron en torno al tema de la influenza AH1N1 fue efectivo para lograr una concientización de la población mexicana en torno a la gravedad del asunto: “con antecedente de que la influenza es un virus agresivo surge una nueva variedad y el secretario de salud, ante el desconocimiento del alcance que podía tener y que puede ser de alta mortalidad, tomó una medida adecuada que para muchos ha resultado sensacionalista”.

El doctor atribuye el sensacionalismo no precisamente a los medios de comunicación, sino a la inconformidad y doble moral del mexicano, afirma que nos quejamos porque las autoridades probablemente exageraron en las medidas pero igualmente en el caso contrario no hubiéramos estado conformes. Esta situación se presenta debido a que la cantidad de información que se publica hoy en día impide a los sectores más vulnerables de la sociedad hacer un proceso de discriminación y selección efectiva en materia de relevancia.

En pocas palabras ya nos “doraron demasiadas veces la pila”. Quienes poseemos bases educativas sólidas no podemos confiar en lo que se nos dice, incluso dudamos de todas las posturas que se nos presentan en los discursos gubernamentales. En el caso de aquellos que no poseen un nivel educativo superior el acudir a los medios implica tener acceso a una certeza respaldada por periodistas y especialistas que pueden ser reales o pseudoexpertos.

Sin embargo, los medios de comunicación no siempre actúan como portadores del amarillismo, existen situaciones en las que aliados a las políticas estatales pueden fungir como elementos de cambio y aprendizaje. En referencia al papel fundamental de los medios de comunicación en la difusión de las medidas de prevención ante una posible expansión de la epidemia, el Dr. José Ganem decía: “yo, en algunos años que llevo en la profesión, me he dado cuenta por primera vez que en general la  ciudadanía: número uno en primeros síntomas de enfermedad acudía al médico antes de automedicarse. Número dos creó una conciencia porque esta enfermedad le permitió a la población conocer los mecanismos de transmisión de la enfermedades infecto-contagiosas”. Finalmente la conjugación de las estrategias de comunicación, las políticas de estado y  los estudios de los médicos especialistas, fueron efectivas en la transformación positiva de los hábitos de higiene de la población mexicana.

En sí, los medios de comunicación sí ejercen presión sobre las decisiones que toman los habitantes de un país. El efecto puede contribuir a la resolución de alguna problemática y generar cambios estructurales en la cultura de una población o simplemente quedarse en estrategia de venta de diarios y noticias. Cuando la información recabada es ética, veraz y certera la colaboración entre medios, estado y sociedad puede favorecer al desarrollo de cambios en pro del bienestar de todos los miembros de la comunidad, pero como todo en la vida tiene su contraparte que en palabras del Dr. José Ganem tiende más a la charlatanería y a la manipulación de las clases menos privilegiadas.

Video de la entrevista parte 1

Video de la entrevista parte 2

Video de la entrevista parte 3

Anuncios

2 responses to this post.

  1. […] Leer completo en: La “influenza” de los medios de comunicación en la sociedad mexicana […]

    Responder

  2. Posted by Papá on octubre 26, 2010 at 7:06 pm

    Queridísimo hijo:

    Gracias por invitarme a participar en esta actividad. Disfruté mucho la entrevista. Me siento halagado, orgulloso y contento de poder interactuar contigo, como hijo y como profesional. Para un padre es, un privilegio, además de, muy satisfactorio, vivir y constatar el desarrollo, superación y progreso de los hijos. Disfruto, también, contigo, tu pasión con lo que haces. Sin necesidad de palabras, lo transmites (virtud de un buen comunicador). Sin duda alguna, lograrás muchos éxitos.

    Algunas observaciones y sugerencias relacionadas con tu redacción. El dicho que refieres en tu escrito es: “dorar la píldora” (no “dorar la pila”). Cuando escribas algo, al terminarlo y antes de enviarlo, léelo horas (o, incluso, días, después), varias veces. Te permitirá, detectar rápido y facilmente, “maquinazos”, errores de ortografía, de redacción, redundancias, repetición de términos, etc.

    Te mando un abrazo fuerte.

    Papá

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: