Noticia de un país surrealista…


Por Daniel Pradilla de Bedout

“El que recibe lo que no puede pagar, engaña.”

Séneca

César Nava, presidente nacional del PAN Foto: Notimex (archivo)

Un engaño. Un mentiroso. Varios crédulos. Una mentira que ‘compró’ a la primera plana de El Diario de Ciudad Juárez.  Un periódico que se desacredita por su propia irresponsabilidad. Un hecho con un toque surrealista. El día 21 de septiembre, El Diario de Ciudad Juárez publicó, en primera plana (por si fuera poco), una gran mentira. César Nava, el dirigente nacional del Partido de Acción Nacional, manifestó la necesidad de que el gobierno hiciera un pacto con la delincuencia organizada para erradicar la violencia. Pero hay un pequeño detalle: César Nava nunca le dio una entrevista a El Diario de Ciudad Juárez. La declaración fue de un impostor, un ‘falso’ César Nava. La nota se titulaba “Pide PAN a Calderón negociar con el narco”.

El Diario de Ciudad Juárez se declara víctima de un fraude. No. Fue víctima de su propia irresponsabilidad. Me viene a la cabeza la conversación con Fabiola Guarneros.  Ella afirma que Excélsior, antes de publicar cualquier noticia, la verifica; si no está convencido de la veracidad y autenticidad de la noticia de la fuente, entonces, no la publica. Fabiola lo explicó con las siguientes palabras: “Preferimos equivocarnos por no publicar que publicar algo equivocado”.

El verdadero César Nava desmintió lo publicado por El Diario de Ciudad Juárez. Sobre el tema, Milenio, en una nota de Daniel Venega, establece que “el CEN del PAN emitió un comunicado en el que desmintió que César Nava hubiera realizado una llamada a los directores del rotativo y exigió a las autoridades una investigación”.

Este engaño mediático sucedió después del asesinato de Luis Carlos Santiago Orozco, fotoreportero de El Diario de Ciudad Juárez. Sobre la situación en Juárez, Randal C. Archibald, del New York Times, escribe: “Ahora la pregunta es si alguien ahí se atreverá a continuar documentando el revuelo de Ciudad Juárez, ruta de cruce del tráfico de drogas que hace frontera con El Paso y es disputada al menos por dos importantes organizaciones delictivas”.

En “El Diario” de Juárez del Universal, Carlos Loret de Mola establece que (con relación al error de El Diario de Ciudad Juárez) “a partir de ese error, funcionarios federales han buscado desacreditar por completo al periódico, que tras ver asesinado a uno de sus reporteros el lunes publicó un editorial en el que vapulea la fallida estrategia de la administración Calderón contra el narcotráfico, reclama que las autoridades de procuración de justicia no han esclarecido los crímenes contra periodistas y diagnostica que en Ciudad Juárez la verdadera autoridad son los delincuentes que se pelean por la plaza”.

Una mezcla de violencia, asesinatos de periodistas y, por si fuera poco, un periódico que engaña y luego se victimiza y pide disculpas. Yahoo! Noticias (en español) explica que “El Diario de Ciudad Juárez, Chihuahua, aceptó que fue engañado por una persona que se hizo pasar por el líder de Partido Acción Nacional (PAN), César Nava, quien supuestamente manifestó la necesidad de que el gobierno federal hiciera un pacto con la delincuencia organizada para terminar con la violencia”.

Carole Simonnet y Armando Estrop en Ahonda falso ‘Nava’ crisis con El Diario, un artículo publicado en Reforma, establecen que Pedro Torres Estrada, subdirector del rotativo, descartó la posibilidad de que la llamada haya sido del narco.

Una situación que expone la fragilidad de los medios. Una fragilidad que mantiene una relación con la irresponsabilidad. ¿Por qué El Diario de Ciudad Juárez no verificó su fuente?

Una muestra de que México se ha convertido en un país de mentiras, de engaños. Los medios deben estar conscientes de su público, de su sociedad, tomando en cuenta que la información de hoy puede convertirse en el arma del mañana. México necesita medios informativos responsables, conscientes de que lo importante no siempre es ser el primero, sino ser el mejor. André Bretón dijo que México es “el país surrealista por naturaleza”.  Son situaciones, como la de El Diario de Ciudad Juárez, las que nos hacen respirar un aire casi onírico, donde ya no se sabe que es verdad y que no lo es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: