Lidiando con la verdad


“Esta es la parte que duele de mi oficio. Ver las imágenes que llegan de los colgados y decapitados en Morelos, son excesivamente crueles.” Con este “tweet” empezó todo. Fabiola Guarneros, directora editorial del periódico Excelsior lleva muchos años siendo periodista, pero cualquiera la circunstancia, uno nunca se acostumbrara a ver fotos como esas. El periódico Excelsior no publicó estas imágenes, y así fue como empezó el debate. ¿Quién decide si las imágenes son o no adecuadas para el publico? ¿Acaso no es el deber de un periódico informar ante todo? Hubo puntos validos en los dos bandos, pero al final cada quien tiene su opinión y no se puede llegar a una conclusión justificable.


El pasado 1 de Septiembre Fabiola Guarneros fue invitada a la Universidad Iberoamericana para hablar sobre este problema con los alumnos. Fue una gran oportunidad para expresar cualquier tipo de inquietud u opinión acerca del tema ya que estaba presente una verdadera experta en el tema. Ni el Excelsior ni ningún otro periódico son voceros del narco, como mucha gente podría verlo. El deber de cualquier periódico es simplemente informar la noticia como tal sin modificarla de ninguna forma. El hecho de que sea una noticia fuerte no les da permiso de recortar los datos para hacerla mas amena al publico. Es simplemente la labor de un periodista. Acerca del tema del narco, Fabiola explica que publicar los narcomensajes en si, si significaría contribuir a la causa. Seria publicar la imagen para que otras bandas de narcotraficantes las vieran, y eso no es el propósito del periódico. Mas bien solo informar la noticia al publico.
Los periódicos tienen sus distintas formas de transmitir las noticias, ya es decisión del lector si quiere comprar un periódico amarillista o si se quiere evitar ese tipo de imágenes. Los medios hoy en dia tienen muchas ventajas, pero también algunas desventajas. A través del Internet podemos difundir cualquier tipo de noticias a todo el mundo en cuestión de segundos. Esto incluye también dato e imágenes falsas que el publico puede creer con mucha facilidad.
Para Fabiola no hay ningún tipo de reglamento que ella deba seguir para tomar una decisión acerca de si se debe publicar una imagen o no. Lo único es que no se debe perder el elemento informativo. En este caso las imágenes de los decapitados no aportaban mas información de la que ya tenían por escrito y no consideraron que fuera absolutamente necesario publicarla. Pero la verdad es que eso ya es cuestión de cada quien. Hay quienes dicen que todos ya estamos totalmente acostumbrados a este tipo de imágenes y que podemos soportar cualquier cosa que nos pongan enfrente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: