Responsabiliad social e integridad periodística.


Por Jimena Albert

Siempre es reafirmante poder discutir los temas de interés con las personas que los dan a conocer. Primordialmente, cuando nos envuelve una nube de incertidumbre sobre lo que pensamos que creemos y aquello que nos gustaría conocer más a fondo. Pocas veces nos preguntamos sobre la manera que tiene la luz de brillar sobre las mentiras y sobre las personas que dirigen el reflector en la dirección de la verdad.

Detrás de la situación que se vive hoy por hoy en México, existen personas que fungen como pilares de la cordura de la nación, y no son precisamente los encargados de mantener la paz, sino los encargados de difundirla.

Poco es lo que un ciudadano puede tener la oportunidad de comprender cuando no se le tiende la mano con las letras de la información y las imágenes de los hechos, y es así que surgen nombres de personas aún dignas de nuestra confianza mientras recibimos las noticias del día con nuestro desayuno.

Fabiola Guarneros, subdirectora Editorial de Excélsior, se describe a sí misma como una ¨preguntona por naturaleza, apasionada de la información¨, y ciertamente cumple con su palabra cuando mira fijamente a su interlocutor mientras éste le hace una pregunta. Comprende desde dentro la necesidad que tiene la gente de respuestas derechas, con ejemplos y seriedad. Entiende perfectamente la máxima que los académicos no siempre ejercen: Ninguna pregunta es estúpida, todas son válidas.

Difícil es que exista el tiempo de convivencia ante una persona tan agradable, tan segura y tan apasionada de su vocación, más aún cuando las noticias no permiten llevar una agenda que ceda 2 horas en la mañana de un miércoles para presentarse ante un grupo de estudiantes. Sus ojos brillaban, expectantes, ante preguntas que seguramente ha escuchado un sinfín de veces. Pero Fabiola lo hizo el pasado 1 de septiembre. El tema de conversación era predecible ante los antecedentes de nuestra reunión (el debate que el 22 de agosto se había realizado en Twitter respecto a los criterios editoriales de Excélsior: ¿Por qué no se publicaron las fotos de los cuatro jóvenes colgados en Morelos?

Y así fué que durante aproximadamente una hora y media, Fabiola Guarneros, impecable en su presentación personal y moral, logró dar una clase sobre lo que mejor sabe hacer: difundir la información necesaria para que un país en ruinas logre encontrar los puntos de sostén en los hechos puros y duros.

Mucho se habló sobre los medios alternativos de información como Twitter y los medios que tiene el terrorismo para esparcir sus calumnias, entre ellos, el ya establecido Blog del Narco. A lo que Fabiola respondió desde un principio: ¨La responsabilidad social que tenemos es mucha, porque efectivamente, nosotros no somos dueños de la verdad ni de la información¨.

A continuación, 8 minutos de las impresiones de Fabiola Guarneros sobre el periodismo de hoy en día.

Anuncios

One response to this post.

  1. Me gusto la reflexion que hizo Fabiola acerca de que los periodistas tienen una alta responsabilidad social aunque enfatiza en que no son dueños de la verdad ni de la información. Algo interesante es observar como las redes sociales se han convertido en un espacio de libertad de expresion y como la mayoria de los periodistas, si no es que todos usan constantemente estas redes, creo que es una forma facil para los periodostas de conocer a sus lectores y asi transmitir la informacion tomando en cuenta sus observaciones.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: