La disyuntiva interminable: ¿Cómo publicar información sobre violencia?


Por Juan Pablo Ganem

La disyuntiva continua de muchos medios informativos: Publicar las fotos violentas o no. En el Laboratorio de Comunicación Periodística de la Universidad Iberoamericana tuvimos la oportunidad de contar con la presencia de la subdirectora editorial del periódico Excélsior y así pudimos encausar el debate que inició el 22 de agosto de 2010 con un twitt de la propia Fabiola Guarneros. En este ambiente totalmente académico, Fabiola se presentó ante los alumnos de este curso tras una introducción sobre los objetivos del mismo, realizada  por Regina Santiago, nuestra profesora.

A continuación presento un recuento del desarrollo, puntos de discusión y conclusiones de la plática sostenida el miércoles 1 de septiembre de 2010 entre los alumnos y Fabiola.

Regina Santiago y Fabiola Guarneros en la UIA

Tras una breve presentación de Fabiola Guarneros, las preguntas por parte de los alumnos comenzaron a fluir centrándose en el tema de la ética del periodista y las políticas editoriales particulares de Fabiola y el diario para el que trabaja: Excélsior. Bastaba con observar los movimientos corporales y ademanes de Fabiola para entender la pasión y dedicación que hay detrás de la labor periodística, y sobre todo viniendo de una persona que lleva 18 años en la labor informativa. Las respuestas de Fabiola fueron al grano y contundentes. Nos dejó claro cuál es el camino que ellos decidieron tomar ante la responsabilidad social que implica ponerse el traje del “periodista”.

De acuerdo con Fabiola es fundamental no ir más allá de lo que atañe a la labor primordial del periodista: Informar sobre los acontecimientos tal cual sucedieron y no modificar el curso de la historia. La subdirectora editorial de Excélsior enfatizó: “Por ejemplo, si ustedes están en deportes, no quieran batear o meter el gol”. En pocas palabras su visión es “vas a lo que vas”.  Fabiola puntualizó  que el “traje del periodista” es algo que  no podemos quitarnos una vez que hemos tomado la decisión de ser los ojos y oídos de la sociedad. Esto lo confirmó Regina Santiago al afirmar: “La chaqueta del periodista nunca te la quitas”.

Ante estos señalamientos, podríamos decir, por nuestra parte, que informar es la esencia y razón de ser del periodista, y por más obvio que parezca a veces la gente de los medios pierde esta noción natural del periodismo.

En cuanto a políticas editoriales, Fabiola afirma que cada periódico posee una línea editorial distinta y específica. Es decisión de cada quien cual de todos esos periódicos comprar y leer.

Vayamos ahora a lo que se comentó en esta plática con la subdirectora editorial de Excélsior sobre las disyuntivas que se enfrentan sobre la publicación o no de imágenes relacionadas con el crimen organizado y los narcomensajes. Fabiola nos transmitió el sentir de todo su equipo editorial: “En el tema de los colgados, ejecutados y narcomensajes, nuestra decisión que yo suscribo, fue no publicarlas porque es una forma de transmitir el narcomensaje”. Para Fabiola es necesario considerar ciertas implicaciones antes de decidir si publicar o no las fotografías de ejecutados: el impacto social y la posible paralización de la sociedad. Según la sub-directora editorial del Excélsior publicar los narcomensajes significaría contribuir a la estrategia de terror de los grupos criminales: “Si nosotros publicamos el narcomensaje  nos vemos obligados a publicar el mensaje de la otra banda criminal. Estaríamos siendo utilizados por un grupo criminal, eso no es información. Nuestra obligación es informarte de lo que te atañe a ti, lo que afecta directamente a la sociedad”. Así queda de parte de los periodistas quebrantar la ola de terror del narcotráfico a  través del estudio del impacto en los ámbitos de la vida cotidiana de las personas y del país, por decir algo: las repercusiones que puede tener la violencia en el turismo y la economía de México.

Fabiola Guarneros en la clase de laboratorio de periodismo en la UIA

El trabajo editorial del periódico Excélsior pretende sacrificar la inmediatez de la noticia por la profundidad de la misma. No se trata de ver quién publica antes sino quién publica mejor. Fabiola insiste en que se debe hacer un análisis profundo o radiografía por entidad, es decir, investigar a fondo qué sucede en el contexto de cada estado de la República Mexicana. Para que exista una información completa debe realizarse una recopilación minuciosa de datos y hechos que permitan entender al público por qué, valga la redundancia, pasa lo que pasa.

Ante la propuesta de Fabiola, la responsable editorial de nuestro blog, (Regina Santiago) contestó: “Nosotros no publicaríamos estas fotos por respeto al ser humano, independientemente si es criminal o no, y de las circunstancias. Porque nos hemos encontrado a amigos o familiares en esta situación. El hecho de que se publiquen genera en la gente cercana la sensación de doble pérdida: me lo mataron pero aparte me lo mataron en los diarios”. La postura de nosotros, como estudiantes y periodistas en formación es impedir que los narcotraficantes posean un espacio de expresión y de expansión de sus estrategias de terror y promover el respeto a las víctimas y sus familiares. Por consiguiente hemos tomado la decisión grupal de no publicar en el blog Espacio Crítico 10, imágenes de ejecuciones y asesinatos vinculados al crimen.  Ante esta afirmación, Fabiola Guarneros  propuso lo siguiente: “Debemos mantener la cabeza fría y decidir con argumentos si se publica o no. Su punto es de respeto a la víctima, no importa quién sea. Pero nosotros además de ese punto no podemos perder  de vista el punto informativo, esto es, qué nos va a aportar o que no. En el caso de los ejecutados sólo nos aportaba terror y por ello decidimos no publicar esas fotos”.

Como podemos ver, las decisiones de Excélsior dependen de las circunstancias y hechos particulares. Fabiola afirmó que si las fotografías aportan datos informativos que permitan al público cuestionarse y generar su propio criterio, sí pueden ser consideradas como materia de publicación. Pone por ejemplo una imagen que si fue publicada por el Excélsior en el caso de  Paulette.

Como estudiantes de comunicación, ¿a dónde nos llevó este intercambio de puntos de vista? A una reflexión sobre lo importante que es considerar diferentes factores al momento de definir un criterio editorial. Primero que nada no todos los hechos pueden ser analizados de la misma manera, ya que las circunstancias e implicaciones cambian de acuerdo al contexto analizado en cada momento. Se pueden presentar situaciones similares, pero de preferencia siempre hay que analizar cuidadosamente cada caso. En cuanto a la polémica de publicar o no las imágenes violentas, es recomendable no publicarlas si no ayudan a concretar la información sobre historia o los hechos sucedidos. La reflexión es: si sobran mejor no las publiques. Otro punto más es que la responsabilidad social de informar es sólo de los periodistas y la gente capacitada para hacerlo. Los ciudadanos no pueden tomar el papel de informadores, ya que no poseen las cualidades, el criterio y el oficio necesarios para hacerlo de la mejor manera posible. Lo único que se logra es tergiversar los hechos proveniente de las diferentes subjetividades,con el peligro de generar pánico y terror en la población (ejemplo: las cadenas de mensajes en torno a posibles operativos contra el narco, que recientemente se han estado enviando los usuarios de la red Blackberry). Como dirían algunos: “zapatero a tus zapatos”.  Por último creo que sería perjudicial una política editorial donde no se publique nada acerca de los problemas que implica el narcotráfico y el crimen organizado en nuestro país. Una cosa es no contribuir a difundir el terror y otra muy diferente bloquear por completo el flujo de información en torno al tema. La publicación de contenidos vinculados al narcotráfico se debe presentar pero siempre con una reflexión previa y la debida prudencia, de no ser así la única alternativa que tendría la sociedad sería recurrir al “Blog del Narco”. Depende de cada redactor, comunicólogo, editor y periodista el impedir que esto suceda.

Anuncios

4 responses to this post.

  1. Posted by Stephanie Goldberg on septiembre 7, 2010 at 5:36 pm

    Interesante la forma en que condensas la informacion y presentas un dialogo sin caer en la pregunta respuesta.

    Responder

  2. Juan Pablo:

    Creo que fuiste capaz de construir una estructura narrativa muy interesante. Me pareció que sintetizaste adecuadamente la conversación con Fabiola Guarneros (abarcando los principales temas). Existe fluidez y precisión en tu escrito. Las imágenes ilustran y enriquecen las palabras. Además, creo que supiste manejar apropiadamente esta cuestión de la “disyuntiva interminable”, generando un punto de vista crítico y sustentado.

    Responder

  3. Posted by Papá on septiembre 22, 2010 at 5:16 pm

    Muy querido hijo:

    Interesante y muy polémico el tema. Me “abriste” los ojos para verlo y analizarlo desde diferentes ángulos y perspectivas (incluyendo…¡los del mismo narco, por increíble que parezca!).

    En cuanto a la estructura gramatical del artículo, en esta ocasión, con sinceridad, afecto y aprecio te lo expreso, no me gustó. Su lectura, en algunos tramos, no es fluida. La puntuación o falta o sobra. En una de las frases (penúltimo párrafo, onceavo renglón) falta una palabra que impide saber lo que el autor quiere decir.

    Un buen periodista se destaca por su pasión por la noticia, por su objetividad, por su valor para defender sus principios y puntos de vista (a pesar de todo), por su creatividad, por su originalidad, por su tenacidad, entrega y perseverancia y, NO MENOS IMPORTANTE, por el manejo correcto de la comunicación escrita y oral. Lamentablemente, muchos comunicadores, descuidan estos aspectos.

    Un fuerte abrazo.

    Papá

    Responder

    • Posted by Regina Santiago on septiembre 23, 2010 at 11:43 am

      Antes que nada, muchas gracias por tomarse el tiempo de comentar las notas de este blog. Siempre es importante tener retroalimentación pues nos ayuda a mejorar.
      Totalmente de acuerdo en que la nota de Juan Pablo tenía buena información pero hacía falta trabajarla en la estructura. Es necesario cuidar la puntuación para que no parezca que estamos escribiendo con hipo (a saltos y trabándonos, jeje). Hubo ya algunos ajustes que espero mejoren la fluidez.
      Nuevamente, una sonrisa cómplice ante las posibilidades que da la tecnología de involucrar a las audiencias en el proceso de reflexión y aprendizaje. En este caso un lector muy especial: el padre del autor.
      Saludos

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: