Derecho a la información ¿hasta qué punto se debe de informar?


Por Andrea Veytia

Hemos llegado a un momento en el que es necesario preguntarnos ¿Qué se debe informar, cómo se debe de informar y hasta qué punto se debe informar?

Esta es una discusión que ya lleva cierto tiempo en boca de muchas personas, pero ahora ha llegado a un mayor nivel con la noticia de los cuerpos colgados en Morelos y la publicación de las fotografías de este suceso.

Fabiola Guarneros, sub directora editorial del periódico Excelsior, inició este debate al poner lo siguiente en su Twitter: “Esta es la parte que me duele en mi oficio, ver las imágenes que llegan de los colgados y decapitados en Morelos, son excesivamente crueles.”

A partir de este tweet, se desarrollo una discusión en torno a si publicar o no publicar estas imágenes. Excelsior decidió no publicarlas, lo que a mi me parece una decisión excelente ya que últimamente lo único que importa, o mas bien a lo único a lo que se le da valor en los medios es a estas imágenes aterradoras, morbosas y amarillistas, sin olvidar que además le esta dando al narco el espacio al que quiere llegar: fijar la agenda pública y manejarla a su antojo.

Esta discusión siguió no sólo en Twitter, si no que se llevo al blog del Observatorio de Medios de la UIA, en donde varios estudiantes de Comunicación, entre ellos yo, nuestra profesora Regina Santiago, Fabiola Guarnenos entre otros, decidimos discutir sobre el tema, el valor de la información y que información se debe de otorgar al público.

Gracias a la discusión que se dio en estos medios, el tema fue retomado Agenda Pública, el programa de José Carreño en Foro TV, en el cuál también estuvieron presentes Fabiola Guarneros y Gabriela Warkentin.

En todas estas discusiones se encuentra un común denominador, la cuestión sobre si publicar o no publicar este tipo de imágenes tan crueles o no hacerlo. Yo creo que estamos en un momento muy crítico como país en el que se debe de marcar una línea sobre la información que se le debe de entregar al público como medio de comunicación, esto claro sin violar la libertad de expresión y la libertad a la obtener información, pero el respeto se ha perdido, la víctima ya no es importante, sus familias ya no son importantes, dejan de ser personas para convertirse en información aterradora y amarillista en exceso.

Son imágenes verdaderamente grotescas e irrespetuosas que no deberían de mostrarse de esa manera. Los periódicos que las presentaron, El Metro, El Gráfico y La Prensa, son tabloides que siempre se han dedicado a presentar este tipo de imágenes y notas por lo que no debería de sorprendernos de ellos, lo que si es necesario resaltar es que El Metro pertenece a Reforma y El Gráfico al Universal, dos periódicos serios que no presentan este tipo de información, lo que me hace preguntarme ¿cuál es la necesidad que tener un periódico extra en el que se puedan mostrar estas imágenes? ¿Acaso es tanta la necesidad de mostrarlas?

Concuerdo con Fabiola Guarneros cuando dice que se puede informar a los lectores de manera muy completa, darles todos los datos y explicar los sucesos en un artículo muy bien reporteado sin la necesidad de poner las fotos, y que si el lector esta interesado en las imágenes sabe que las puede buscar.

Esto no es dejar de informar y tampoco es tanto el proteger a la audiencia, si no que es seguir con los principios básicos de la ética común y no explotar la tragedia de las personas como una estrategia de venta.

El problema esta ahí, los medios han perdido la sensibilidad y con esto han vuelto un poco insensible al público a la fuerza, porque no creo que muchas personas realmente disfruten ver este tipo de imágenes a ninguna hora del día. Los medios se concentrar en vender, en tener la exclusiva, en lograr algo mas impresionante que el de al lado y olvidan la dignidad.

No debemos dejar que el narco imponga su agenda en los medios, no debemos de publicar estas imágenes, no debemos caer en el morbo ni perder la dignidad, debemos aprender a publicar con integridad, aquí el punto no es dejar de informar si no es saber como informar.

Cada medio tendrá su línea de información y cada lector decidirá que medio seguir, eso es cierto, y nadie tiene porque decidir por el, pero debería de existir un cierto lineamiento que hable de hasta donde es información y donde pasa esas barreras para convertirse en chisme o morbo.

No debemos caer en la ola de terror y ser voceros del narco, como una persona lo comenta en el observatorio de medios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: