Por qué no ser voceros del narco


Texto de Fabiola Guarneros. Presentación de Regina Santiago:

Todo comenzó con un twit. En menos de 140 caracteres una voz, una conciencia, expresaba su dolor ante uno de los múltiples hechos de violencia que desafortunadamente ocurren en México. Se inició una reflexión compartida que fue creciendo. Hoy tenemos un twit que explotó para crecer y transformarse en texto. Fabiola Guarneros nos comparte su experiencia e incorpora las voces de este laboratorio de periodismo (nunca mejor empleado ese nombre). Ojalá lo lean y dejen sus comentarios.

miércoles 25 de agosto de 2010

Del blog de Fabiola Guarneros

“Esta es la parte que duele de mi oficio. Ver las imágenes que llegan de los colgados y decapitados en Morelos, son excesivamente crueles.”
El domingo en la noche subí al Twitter esa reflexión, que surgió al ver las fotos de cuatro decapitados, castrados y colgados en un puente de la carretera Cuernavaca-Acapulco.

El editor de Fotografía, Ulises Castellanos, me mostró las imágenes que las agencias difundieron. Como responsable de la edición del lunes tenía que ser congruente con la línea editorial de Excélsior y no las publicamos. Marco Gonsen, el editor general, estuvo de acuerdo.

Estamos convencidos de que no podemos convertirnos en voceros del crimen organizado y que los colgados y decapitados son un mensaje cruel del narco.

Les comparto las reflexiones que sobre el tema tengo y de las que hablé el pasado lunes en el programa “Agenda Pública”, que conduce José Carreño, en ForoTv.

Publicar fotos de colgados y decapitados es para nosotros reproducir el mensaje del narco, no aportan un dato más. Creemos que esas imágenes sólo difunden temor, que es justo lo que el crimen organizado nos quiere enseñar.

No publicamos las fotos, pero sí una nota informativa objetiva y rigurosa que consigna los hechos.

La postura editorial de Excélsior es no convertirnos en voceros del narco. Cada vez hay más saña en sus acciones. Colgar un cuerpo ya no es suficiente. Ya no llama la atención. Si ellos escalan su nivel de violencia, nosotros tenemos la opción de no escalar el nivel de amarillismo.

Cada hecho relacionado con la violencia y el crimen organizado debe merecer bastantes minutos de reflexión y discusión en una redacción, para darle su justo valor periodístico sin perder nuestro derecho a informar ni quitarle al lector su derecho a saber.

¿Cómo publicamos estos sucesos? Desde las víctimas, desde la afectación de las comunidades, desde las historias de los heridos. Reporteando el dinero que generan, haciendo radiografías de los grupos de criminales y la disputa de los territorios.

El crimen organizado tiene su estrategia de comunicación y ha pretendido imponer sus mensajes a los medios. Basta con recordar el “levantón” de los 4 periodistas, y las declaraciones de “El 35”, un jefe de “La Línea”, quien dijo que ellos ponen las narcopintas en Chihuahua, como a las seis de la tarde, antes de que inicien los noticieros para poder salir en ellos.

Nosotros respetamos a nuestros lectores, a las víctimas y a sus familias. No podemos permitir que los narcos se conviertan en los jefes de información de las redacciones.

Les dejo la liga del programa “Agenda Pública”, donde José Carreño, la profesora Gabriela Warkentin y yo platicamos sobre las decisiones editoriales de publicar o no las fotografías de los decapitados:

Sigue el vínculo para ver el video

Aquí otra liga con la discusión que los alumnos de la Ibero cuanto la profesora Regina Santiago propuso la reflexión del tema en el Observatorio de Medios de la Ibero:

Sigue el vínculo para leer los comentarios

Sigue el link para ver nota original

Anuncios

2 responses to this post.

  1. […] qué esperábamos de aquella entrevista. Me gustaría hacer énfasis en cómo sólo un tweet https://espaciocritico10.wordpress.com/2010/08/27/por-que-no-ser-voceros-del-narco/, desencadenó toda esta serie de debates que se han llevado a cabo en Twitter, en las aulas de la […]

    Responder

  2. […] tener conciencia de las implicaciones que esto conlleva. Guarneros tiene muy clara su postura: no se debe ser vocero del narco. Ella es un gran ejemplo de profesionalismo periodístico. Sus ideas y criterios me subrayaron la […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: